William Turner

13 de abril de 2010

EN PRESENCIA.
En la Presencia,
que revela al silencio
y absorbe toda
soledad
-porque es silencio y
soledad- la 
experiencia
muere y las palabras
resuenan sin decir.

15 comentarios:

  1. Amiga mia, hoy más que nunca me llevas con tu entrada a experimentar ese silencio y soledad, donde todo se diluye, donde las piedras que te encuentras en el camino se hacen arena que lleva el viento de la conformidad la aceptación y la esperanza
    Esperanza en encontrar el sosiego que hoy necesito

    Gracias Delia, te invito a que me acompañes desde tu silencio

    ResponderEliminar
  2. Querida Arianna:
    Estamos en esa Presencia, en ese sosiego nos encontramos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que bella entrada, que profunda.
    Desde ese silencio me uno a vosotras, y somos Uno con el Universo.
    Un abrazo amoroso, Sina

    ResponderEliminar
  4. yo estoy segura que el silencio nos pone en comunion con nosotros misms, estoy en una etapa silenciosa, decodificando ese silencio para leer su mensaje¡
    besos delia¡

    ResponderEliminar
  5. Ahí, lejos del ruido, las palabras del silencio resuenan.
    Muy bello Delia!
    Gracias.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  6. Sina:
    Esa unidad nos puso en contacto, por ella nos conocemos.

    Silvia:
    Bendiciones en esa etapa, es un baño de luz.

    Angeles:
    Comparto tus palabras, se escuchan sin decir.

    ResponderEliminar
  7. Yo también me uno en el silencio Delia, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En la Presencia, ya sólo hay estar, quedarse, la unión. El camino para llegar fueron el silencio, la soledad, la experiencia. Ahora no queda nada, sino la Presencia...
    Hermosa entrada, Delia.

    ResponderEliminar
  9. Única Presencia... Único Silencio... Única Paz...

    Gracias, Delia...

    Único...Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Magnífica composición (la silla vacía es elocuente), paisaje majestuoso y profunda reflexión.
    Silencio y soledad (ambos en uno) aniquilan toda pretensión de apoderarse del espacio vital.
    Lo que más me conmueve de estas palabras tuyas, Delia, es la sencillez que no desestima la hondura. Hay un espacio de meditación, una luz que irradia desde tu presencia y que, para quienes abrimos el corazón a lo que decís, es plenitud de ser, simplemente ser, sin atributos, ni ventajas, ni adornos. Una plenitud en la que nos sentimos incluidos.
    Gracias, amiga, por tu claridad y por compartirla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Sankaradas:
    Yo te estoy agradecida por tus enseñanzas y tu estar siempre con cada uno de nosotros, tus amigos cibernéticos.

    Georgina:
    Todo lo que compartimos me llena el corazón, un enorme abrazo.

    Blanca:
    Sólo ser y estar en el silencio que somos.

    Carmen:
    Gracias por tu visita, por tu mirada desde el corazón, la mejor perspectiva que podemos tener.

    Furia:
    Lo que irradia desde la meditación es el ser, el vacío que es cada uno se abre por su llamada...
    Agradezco tu generosidad y todo lo que aportás desde tu espacio para que juntos participemos de cada acontecimiento.

    ResponderEliminar
  12. Muy lindo!

    Siempre un placer pasar a leerte!

    Recibe un relajante y cálido abrazo par tu ser.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  13. Nuestro hogar eterno es el silencio. Porque del silencio venimos, tras breve agitacion, al silencio volvemos. Gracias Delia por recordarnos a nuestro eterno compañero: el silencio.

    ResponderEliminar
  14. Beatriz:
    Agradezco tu visita y tu cálido abrazo.

    Antonio:
    Gracias a vos por compartir este silencio.

    ResponderEliminar