William Turner

19 de mayo de 2010

EL MUNDO DEL SILENCIO.

La realidad se eleva
desde el silencio del ser
hacia la quieta y tremenda
presencia de la Palabra.
Entonces, hundiéndose
de nuevo en el silencio,
la verdad de las palabras
nos reduce al silencio de Dios.
O más bien
Dios se alza del mar
como un tesoro entre las olas
y, cuando el lenguaje se retira,
su brillo persiste
en las playas de nuestro propio ser.


Ponemos palabras entre nosotros y las cosas.
Hasta  Dios  se  ha  vuelto otra irrealidad
conceptual  en  la  tierra  de   nadie del
lenguaje  que ya no sirve como un medio de
comunicación con la realidad.
El hombre con  sus  palabras ha levantado 
cortinas  de humo  entre  su  mente y las
cosas; en la soledad quedamos cara a  cara
con  el  ser  desnudo  de  las  cosas  y 
con  todo, encontramos que la desnudez de
la realidad que habíamos temido, no es una
cuestión  de  terror ni de vergüenza. Está
vestida  con  la  amistosa  comunión  del  
silencio, y este silencio está vinculado al
amor.
El  mundo  que  nuestras  palabras  trataron 
de  clasificar, controlar y hasta despreciar
(porque no podían contenerlo) se aproxima más
a nosotros, pues  el  silencio  nos enseña a
conocer la realidad  respetándola  allí  donde
las  palabras  la  han corrompido.
Las  palabras  se  yerguen entre  silencio  y
silencio: entre el  silencio  de  las  cosas y  
el  silencio de nuestro propio ser. Entre  el
silencio del mundo y el silencio de Dios.
Cuando realmente hemos ubicado y conocido el
mundo en silencio, las palabras no nos  separan 
del mundo  ni de los  demás hombres, ni de Dios
ni  de  nosotros  mismos,  porque  dejamos  de  
confiar enteramente en el lenguaje como modo de
contener la realidad.


-Poema y reflexiones de Thomas Merton.

17 comentarios:

  1. No hay palabras para hablar de Dios, ni para describirlo...Hay experiencias en el fondo de nuestro corazón. Un abrazo: Joan Josep

    ResponderEliminar
  2. Delia, sin palabras, solo un silencio cariñoso, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Nadie ni nada puede ser en el silencio... (al menos ese silencio que comulga con Dios)
    Todo lo demás es pura palabrería!!!

    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Bello silencio en tus palabras

    hace falta comunicarse, aún en el en silencio, gracias por haberlo hecho, con la emoción despues de haber leído tu entrada te mando un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  5. Las palabras a veces crean mucha confusión, si bien son importantes y hay que decirlas a tiempo, en el silencio se encuentran las verdaderas respuestas.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  6. Las palabras caminan sobre la tierra del silencio.
    Los seres humanos van y vienen, pero la tierra permanece.
    En este silencio vital, un abrazo, querida Delia.

    ResponderEliminar
  7. Del silencio venimos, tras breve agitacion, al silencio volvemos. Un saludo cordial para Ud., Delia. Antonio Fuetes (fuentemaya)

    ResponderEliminar
  8. Ya pasé ayer, pero me fui sin saber que decir ...
    Solo quiero que sepas que he estado visitándote ... desde ese silencio.
    Un amoroso abrazo, Sina

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por su presencia vale más que cualquier palabra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La palabra es equívoca...
    El silencio es sabio y enseña cuando es escuchado.
    abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  11. Queda el silencio que penetra en la palabra...

    ... nunca la palabra puede invadir el silencio... pues ella está también contenida en él...

    ... ella también es Él

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  12. Estos pensamientos son maravillosos. Entre palabra y palabra hay silencio, lo mismo que entre un pensamiento y otro. Las dos cosas son importantes.
    Te mando un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  13. "... porque dejamos de confiar enteramente en el lenguaje como modo de contener la realidad. Uff si, esta frase resuena mucho, mucho ...
    Gracias querida amiga.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Las palabras sobran cuando el amor está presente...
    Un abrazo

    ResponderEliminar